Una bomba de 33 años regresa para el servicio por primera vez

Angus EwartSin categorizarLeave a Comment

La calidad de un producto no es lo que pusimos en él. Es lo que el cliente obtiene de él.

Recibimos en nuestra planta varias bombas para reparar que han estado en servicio un período de tiempo notable. La aplicación en la que se encuentran nuestras bombas determinará por lo general el período de tiempo o supervivencia de las piezas sujetas a desgaste de esa bomba en particular. Algunas han vuelto después de 2 años, otras después de 10, incluso hemos tenido de 15 años, pero nunca habíamos recibido una bomba después de 30 años en una instalación del cliente.

Uno de nuestros principales clientes de minería canadienses tiene varios de nuestros modelos, y nos envía estas bombas rutinariamente cada año cuando se necesita servicio. En el último lote recibido en nuestra oficina central, el equipo de trabajo no percibió nada especial en las bombas al recibirlas del camión de carga. Todas se veían igual. Gastadas y con necesidad de cuidados importantes. Ni siquiera se había dado una segunda mirada cuando una persona del equipo de reparación estaba examinando las placas de características y marcando qué bombas teníamos en ese lote, con año de fabricación y números de serie. Normalmente los modelos más viejos habían vuelto varias veces para mantenimiento y reemplazo. Pero fue recién cuando uno de nuestros ingenieros examinó el historial pasado de las bombas que descubrió que una no había regresado jamás para servicio. Esto no sería una sorpresa si la bomba se hubiera construido dentro de los últimos diez años, pero esta bomba era una reliquia. Este modelo DP se había fabricado en 1983. Es más antigua que algunos miembros del personal de Hevvy/Toyo. Ahora, nos sorprendimos del tiempo transcurrido entre la venta y el servicio, pero no de que esta bomba durara tanto como lo hizo. La serie DP está construida para ofrecer durabilidad y confiabilidad en algunas de las aplicaciones más difíciles de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *