A funny sign found at work.

Humor de Ingeniería

Angus EwartSin categorizarLeave a Comment

Cómo sobrevivir a jornadas extensas

Si usted es un empleado de la industria de bombas, estoy seguro de que puede comprender los dramas más comunes que cada uno de nosotros enfrenta cada semana. Ya sea que se ocupe de los daños ambientales en la minería, reglamentaciones estrictas en carbón y energía, pérdida de clientes en petróleo y gas, sea un ingeniero de aplicaciones que acaba de recibir cinco pedidos de cotización urgentes para montajes nuevos o un ingeniero de diseño que tiene un plazo hasta mañana para numerosos diseños antes de que lleguen a producción. Existe un estrés y una preocupación comunes a todos. ¿cómo puedo arreglar esto? ¿con qué rapidez puedo hacerlo?  ¿esto afectará a mis clientes?

La razón de ser de este blog no consiste en probar que tenemos los trabajos más difíciles y estresantes del mundo. Cada uno de nosotros tiene sus propios problemas y riesgos con los que estamos forzados a tratar todos los días en nuestra industria. Quiero decir que todos necesitamos de tanto en tanto una pequeña pausa que nos ayude a seguir adelante. En hevvy/toyo pensamos que tenemos un gran equipo de trabajo, lleno de personalidades sarcásticas (no pinchen nuestra burbuja). Nos gusta reír, tanto como nos gusta chillar. Después de decir esto, quiero invitarles a reír con nosotros con el chiste elegido de la semana. Usted sabe que es uno bueno cuando los ingenieros participan. Disfrútelo:

Una tarde, un estudiante de ingeniería estaba paseando por el campus en una brillante bicicleta nueva. Se encontró con un amigo, también estudiante de ingeniería, que dijo ‘¡vaya! Esta bicicleta es excelente. ¿dónde la conseguiste?’

‘Me pasó algo increíble’, dijo el primer estudiante de ingeniería. ‘Se me acercó una chica en bicicleta, se bajó de ella, se sacó toda la ropa y dijo que yo podía tomar lo que quisiera.’

‘Vaya’, comentó su amigo. ‘Eso es grandioso. Muy buena decisión. Igual, su ropa probablemente no te habría quedado bien.’*

Comparta este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *